Vestidos años 50, pinup, rockabilly, swing, madmen...

El punto de la abuelita para decorar tus lámparas




No es que yo tenga mucha idea de hacer punto. Sólo sé hacer los pasos básicos del derecho y de revés y el punto del garbanzo que me enseñó mi madre. Además sé hacer un ganchillo básico aprendido en el cole -ni si quiera sé en qué curso de EGB pero recuerdo que hice un cojín-: la  cadeneta y montar puntos arriba y abajo lo justo para pinchar y hacer flores, cenefas y cosas básicas. No me pidáis más.  

Así que me ha parecido superrevolucionario que con mis rudimentarias habilidades y durante la película de por la noche pueda a mi manera decorar en plan lana tejida las tulipas de casa (las básicas de IKEA, por ejemplo) o darle un toque vintage a lo María Polo a los ganchos del perchero. Y queda genial. Las creaciones que veis son de una diseñadora de verdad llamada Melanie Porter

Melanie era una diseñadora de moda, autoreciclada como restauradora de muebles y que ha demostrado que nuestros muebles con un traje a medida están más guapos. Sillas, sillones, puffs, cojines... no hay fronteras para un par de habilidosas agujas ingeniosamente utilizadas. Me la imagino así  pensando...  y cuando acabe esto, ¿qué hago?

Bromas aparte, me ha gustado mucho la inspiración. Y es prueba de que cualquier cosa sencilla si, sabemos enfocarla bien, nos puede dar de comer. (a lo lejos oigo la voz de mi madre diciendo "¿y para eso tanta carrera?")