Vestidos años 50, pinup, rockabilly, swing, madmen...

Kitsch TOTAL: El pez electrónico

Quitad de la mesa de trabajo la hawaina agitando la cadera y el engendro de gato chino dorado moviendo la patita de arriba abajo. Ha llegado el juguetito definitivo para las horas ociosas de la oficina. Por fin existe el Pececito Electrónico. No hay que cambiar el agua y sólo come pilas y monóxido de  dihidrógeno. Al dantesco movimiento giratorio del pececillo en su jaula de ¡cristal real! (lo único real! se añade el detalle horripilante de que el artefacto lleva un "multi-espectáculo de luces LED" que según quien lo vende lo hace aún más elegante.

¡Tanto cuesta tener un pececito de verdad, ver cómo crece y darle su comida una vez al día! Ojos para que os quiero. Lo dicho, ¡Kitsch total!

 Vísto en http://mixtentaciones.blogspot.com.es y de venta en http://www.thinkgeek.com/homeoffice/eb56/