Vestidos años 50, pinup, rockabilly, swing, madmen...

Seguimos con lo Kitsch. Hoy ratones de perros horripilantes

 Míralos bien, ¿no es la cosa más fea y más hortera que has visto en tu vida? Me pregunto a quién se le habrá ocurrido esto aunque imagino que habrá sido a un chino listo que se ha dado cuenta de lo facilones que somos los occidentales. Últimamente estoy descubriendo que la profundidad de lo feo supera con creces lo de lo bello y que su capacidad de estupefacción en una persona como yo,  una mujer bastante normal, supera con creces la que me produce la vista de algo bonito. Por que lo bonito normalmente lo relacionamos mentalmente a algo también igual de bonito y al final se emborrona en el recuerdo pero cuando ves algo feo feo no tiene parangón, pasa a ser automáticamente único en su especie.

La capacidad de horripilación parece no tener límites y me gusta poder horripilarme porque eso me afloja la neurona, de normal bastante tensa. Estos aparatejos que se supone que son mouse de ratón no sé si serán prácticos, que lo dudo, pero desde luego son muy útiles a la hora de hacernos perder el tiempo como lo estoy haciendo yo en este momento.  Te dejo que mires tranquilamente estas galería digna de la estantería de la Familia Adams a pesar, de que lo sé, afean bastante mi blog. Pero me divierte. Un beso.










Puedes leer más en Lovely Retro, tu revista especializada en Retro y Vintage