Vestidos años 50, pinup, rockabilly, swing, madmen...

Las redes sociales útiles para conseguir el trabajo que quieres

Si estamos aquí tú y yo, en el espacio de las chicas con planes, es porque tenemos un sueño que queremos alcanzar, muchas ganas y capacidad de trabajo. Pero también sabemos que para sacar adelante un proyecto lo más importante son las personas que conocemos por el camino, llámense clientes, mentores, jefes, proveedores, visitantes, amigos, conocidos, enemigos, rivales...  todo el mundo cuenta, todas las personas son necesarias e imprescindibles para nuestros fines, la vida es un feedback continuo. Nunca sabemos por donde va a sonar la flauta así que lo que tenemos que hacer es utilizar las herramientas a nuestro alcance para hacernos visibles a toda costa de la única manera que sabemos hacer: trabajando o lo que es lo mismo, demostrando nuestro buen hacer profesional ofreciendo asesoramiento experto de la materia que dominemos. Si eres ejecutiva ofrece artículos, si eres artesana enseña tus mañas, si eres cantante, pues eso, canta.

El mundo web es un excelente vehículo para transmitir nuestra profesionalidad y Facebook, Twitter, Linkedin, entre otras,  son herramientas excelentes de marketing personal para proyectar nuestro perfil activo a más personas de lo que pudiéramos hacer por medios tradicionales. 
Y, como no sabía si me ibas a creer, me he traído a Rosaura Ochoa, social media blogger por afición y hereje de la comunicación convencional de profesión, para que nos cuente como gracias a las redes sociales encontró el trabajo de sus sueños y su vida ha dado un vuelco de 360 grados.
No me voy sin antes recordarte que aquí en el ChucaBlog tu iniciativa es bienvenida y que me pongo a disposición de tu talento. Te dejo con Rosaura, aprende de ella que es más lista que el hambre.

Aquí la entrevistan y explica para que se pueden utilizar las redes sociales en los negocios, o sea, en tu negocio, da igual empresa que autónoma. Se oye fatal, pero a quien se le ocurre hacer una entrevista en una estación.



Y aquí nos cuenta emocionada que lo que hacía para terceros ha revertido en ella personal y profesionalmente.