Vestidos años 50, pinup, rockabilly, swing, madmen...

Sexo con la regla

La regla siempre resulta un engorro para tener relaciones incluso cuando se conoce bien a la pareja y hasta es una de las pocas razones por las que al hombre le parece comprensible no hacer el amor. La idea de manchar allí por donde rodemos desnudas es motivo suficiente para que muchas de nosotras practiquemos el celibato durante unos días; total que entre todos hemos logrado inventarnos una excusa perfecta para estar unos días a “ajo y agua”.



Y no debiera ser así. Ya es tópico que con la regla estamos de un humor especial, que el estado anímico no es el de siempre, pero también es cierto que nuestro cuerpo desborda hormonas y está especialmente sensual. Claro, la vagina está más sensible, para lo bueno y para lo malo, y somos más receptivas al placer. Además, el orgasmo beneficia sobremanera las molestias menstruales y prácticamente consigue que desaparezca el dolor. Un motivo más que suficiente para pasar unos momentos agradables en la cama, en la ducha o donde nos apetezca.


Por otro lado, si escribo sobre esto es porque he descubierto un articulo que nos pueden venir muy bien para estos días. Este gadget higiénico es una especie de esponjita superabsorbente que te la pones a modo de tampón previamente humedecidas con agua o con lubricante y “no pasa nada” .Además tienen la ventaja de que el compañero no nota nada si te penetra. La idea me parece maravillosa, no sé desde cuando hace que existe pero deberían venderlo en la zona de higiene personal de los supermercados, ¿nos os parece?


Las interesadas pueden comprarlo en Piensa en Verde 69