Vestidos años 50, pinup, rockabilly, swing, madmen...

10 excusas descabelladas pero ciertas para no ir a trabajar

Si algún día el único plan que tienes en la cabeza es quedarte tranquilamente en casa para hacer tus cosas descuelga el teléfono y llama a tu jefe para darle una excusa; pero antes entrena para que no te de la risa.
Esto es lo que debieron hacer los inventores de estos 10 motivos descabellados pero ciertos que recopiló el portal de Internet Elempleo.com en base a una encuesta realizada por el CareerBuilder.com para encontrar las razones más absurdas y auténticas de abstención laboral.
Slide32-1[1]
1. Un hombre aseguró que le era imposible presentarse a trabajar porque un búfalo se había escapado de una reserva forestal, que había cerca de su casa, y se encontraba rondando su automóvil. "Cada vez que me intento acercar a mi auto, el animal corre hacia él y me bloquea el paso", afirmó el empleado.

2. Un trabajador argumentó que debía faltar a sus labores porque tenía hemorroides y permanecer sentado en su puesto de oficina no haría más que agravar su padecimiento. Esa misma tarde, el empleador de este hombre lo vio sentado cómodamente en una silla de madera dentro de un restaurante al que ambos asistieron.

3. Alguien más pidió permiso para no acudir a sus deberes porque su tía había fallecido. Al parecer, el trabajador ya había utilizado con anterioridad esa excusa, y más de una vez, porque su jefe le contestó: "¿No habían fallecido ya todas tus tías?" A lo que el subordinado respondió: "No, esas eran otras tías diferentes. Esta es como una amiga política, pero pues yo le digo tía".

4. Otro caso plantea que alguien faltó a su trabajo porque una pieza de la tubería de su casa se rompió misteriosamente instantes antes de que pudiera salir de su casa. Aparentemente, la persona no sabía nada sobre llaves de paso.

5. Alguien más dio como pretexto de su ausencia en la oficina, que su canario había fallecido. Y ambos eran muy apegados.

6. Un hombre afirmó que le era imposible asistir a sus labores porque el día anterior se había roto una pierna mientras jugaba futbol. Durante tres semanas, este hombre acudió a su trabajo con una pierna enyesada. Al cabo de ese tiempo, se hartó del teatro y dejó al descubierto su mentira.

7. La esposa de un trabajador llamó a primera hora de la mañana al jefe de su marido para informarle que él debía quedarse en casa ese día. Al preguntar por qué, el empleador obtuvo como respuesta: "Él tiene muchas tareas domésticas por hacer aquí en casa y se va a quedar a terminarlas".

8. Otro hombre avisó que iba a faltar a su empleo, porque un zorrillo había entrado en su casa y había rociado con su hedor cada uno de sus uniformes, por lo que a él le era imposible ponérselos.

9. Alguien más se ausentó de su empleo sin previo aviso y acudió al día siguiente como si nada. Al ser cuestionado sobre su falta del día anterior, aseguró que había sido detenido por la policía y llevado a la cárcel. Ahí había pasado toda la noche y la mayor parte del día anterior encerrado en una especie de calabozo, totalmente incomunicado hacia el exterior.

10. Otro hombre se dijo imposibilitado para llegar a su puesto de trabajo un lunes porque había salido de la ciudad el fin de semana y a su regreso había encontrado un derrumbe en la carretera, que le había impedido seguir su camino y volver a su casa.