Vestidos años 50, pinup, rockabilly, swing, madmen...

Misses escandalosas, tías listas

Buscando en el baúl de los recuerdos me he encontrado con una nota elaborada por dos grandes de la información que amplifica el hecho de que algunas misses universo se han visto envueltas en conductas amorales o escandalosas.

28790u[2]Un Un concurso de belleza como es el de Miss Universo es una competencia basada principalmente en la belleza física de sus participantes, incorporando a menudo cualidades como la personalidad, el talento, la elegancia, el porte, la pose y la inteligencia. Además las participantes deben mantener una conducta irreprochable. Pero esta aséptica conducta no se debe tanto a que sirvan de ejemplo a las chicas de América (o sea, del universo) como a que ellas funcionan como piezas vivas de marketing para vender cualquier producto que se le ocurra a Donald Trump o a la NBC.

El magnate y la productora de televisión son los actuales propietarios de la Organización Miss Universo, L.P., y son los que mantienen, comercian y agendan las actividades y necesidades de las portadoras de los títulos. La función de la miss es hacer lo que la manden: anuncios, eventos y presentaciones con mensajes llenos de contenido sexual donde el enfoque está en su cuerpo; una práctica normal y aceptada en todos los medios de comunicación. De una manera tan fina y glamorosa se alimenta un ambiente donde "vender" el cuerpo de la mujer es aceptable y hasta deseable. Si se está dentro de la organización. O sea, si las chicas enseñan un pecho para vender por ejemplo un reloj, eso no es amoral, es trabajo, pero si enseñan un pecho en una sesión de fotos independiente por las que pagan una millonada entonces es indecoroso. Que una modelo se líe con un viejo que le ha ordenado la productora por algún interés empresarial no es amoral pero si se va con un casado o con un viejo con un interés exclusivamente privado, entonces, es amoral.

Lo escandaloso está claro que no tiene nada que ver con la mala conducta de la chica sino por el daño inflingido a la marca que representa. Pero qué se le va a hacer, a veces a las chicas se las ocurre utilizar su talento, su elegancia y su inteligencia para hacer otras cosas, buenas o malas, por si mismas, sólo que estas chicas tienen un arma más gracias a su título de miss: el poder. Y el poder de una mujer es algo que sigue sin hacer gracia en un entorno tan machista como son los concursos de belleza. Y me refiero al entorno promotor. 

A mi estás chicas me parecen tías listas que no han dejado que las manipulen como muñequitas de papel si no al contrario han aprendido las reglas del juego para su provecho. En lugar de dejar que un tercero las utilice como un objeto y las explote para sus fines son ellas las que han decidido utilizar su atractivo y el poder que las da el cargo para conseguir lo que quieran. Y una mujer con poder siempre da miedito, es algo a lo que todavía no estamos del todo acostumbrados. Y eso de que la bella y dulce corderita se convierta en un tiburón ambicioso no encaja muy bien en algunas mentalidades. Yo no veo la diferencia entre vender nuestras manos o nuestra cabeza a una empresa o vender el cuerpo a una productora, todo es trabajo. Sólo veo la diferencia en la voluntad de dirigir la propia trayectoria profesional o dejar que la lleven otros.

Conozcamos ahora a algunas de las escandalosas modelos y sus pecados, y veréis cómo no es para tanto.

pa_machado_01[1]



Pecadora: Alicia Machado. Coronada Miss Universo en 1995.
Pecado: Engordó y Donald Trump la llamó "maquina de comer". Tuvo que adelgazar pero siguió pecando al posar desnuda para Playboy y protagonizó un vídeo un poco subido de tono.



jennifer-hawkins[1]




Pecadora: Jennifer Hawkins. Miss Universo en 2004.
Pecado: En un desfile se la cayó la falda y se la criticó por el mal gusto de su ropa interior. Además había posado desnuda antes de ser Miss.


dayanamen[1]




Pecadora: Dayana Mendoza. Miss Universo en 2008.
Pecado: posó desnuda para una firma de joyas.



sofiarud[3]




Pecadora: Sofía Rudieva. Miss Rusia en 2005.
Pecado: posar  desnuda cuando tenía 15 años.




cecilia-bolocco[1]


Pecadora: Cecilia Bolocco. Miss Universo de 1987.
Pecado: La va el romance: Boda con Michael Young, amorío con el presentador de televisión Kike Morandé, con el músico Keko Yungue y con el escritor brasileño Paulo Coelho (quien estaba casado) y finalmente su segunda unión nupcial con Carlos Menem, 35 años mayor que ella. Además, mientras su matrimonio estaba a punto de fracasar, se le vio en las playas de Miami con un italiano.


tara-conner-miss-usa-2006-2[1]


Pecadora: Kelli McCarty. Miss USA de 1991.
Pecado: Hizo cine porno después de ser reina.
Pecadora Tara Conner. Miss USA 2006. Pecado: catalogada como una "chica mala" por la prensa mundial, porque la dio por el alcohol y las drogas. Trump la perdonó porque aseguró creer en segundas oportunidades.